Rituales de Fin de Año

reloj

¡Felices fiestas Princesas!

Atrás quedó Nochebuena y Navidad….y esta semana esperaremos ansiosos  la llegada de un nuevo año que trae consigo nuevos objetivos y esperanzas.

Muchas personas llevan a cabo pequeños rituales o tradiciones para llamar a la fortuna durante los siguientes 12 meses. En el fondo son pequeños gestos que a muchos nos tranquilizan y nos  dan la esperanza de conseguir nuestros objetivos, al realizar cada ritual.

Lo cierto es que no hacen daño y !! quien sabe si funcionan!!, así  que si no quieres dejar pasar la oportunidad de probarlos en las últimas horas del 2014 … aquí te dejamos algunos;

Uno de ellos es  poner un anillo de oro  en la copa a la hora del brindis, con cuidado de no tragártelo !claro!,  al finalizar las campanadas se dice también  que se tiene que parar después del brindis y empezar con el pie derecho.

Hacer una lista con tres deseos para el año nuevo,  antes de la cena doblar el papel y dejarlo pegado a la piel durante  toda la cena y cuando comience el nuevo año quemarlo.

Otro de los rituales es encender velas y cada color invocará una fortuna distinta…azul tranquilidad al año nuevo, las amarillas abundancia, las verdes salud y las rojas amor……

Y sin lugar a dudas tradicionalmente se piensa que el vestir de color rojo trae prosperidad, y por eso es  el preferido para entrar en el año nuevo …

Nuestro vestido rojo ideal para estas fechas
Nuestro vestido rojo ideal para estas fechas

Lo cierto es que hagas o no rituales, desde Sweet Marnie, queremos desearos lo mejor para el 2015… y todos vuestros sueños se hagan realidad.

Nosotras si haremos un ritual y será seguir aquí confeccionando vestidos de alta calidad y hechos a mano en España para todas aquellas princesas que lo deseen.

¡¡¡¡FELIZ 2015!!!!

Un beso,

Sweet Marnie

www.sweetmarnie.com

bt13

“It’s Christmas Time”

Sábado 5:30 de la mañana, confusión en casa Sweet Marnie. Todavía con los ojos cerrados, Dani e Niki tirados en el sofá, papá controlando que todo esté apagado (que manía con los enchufes) mamá intentado cerrar el bolso en el que ya no cabe ni un alfiler. Todos listos para cerrar la casa, coger cada uno su trolley (tamaño Esayjet podéis imaginar) un par de bolsa del duty free (un truquito de mi sobrino Paolo que se la sabe todas) por si no me dejan subir el bolso de mano y listo para emprender un nuevo viaje.  Porque nos encanta viajar y nos atrevemos con casi todo (esto os lo iré contando en futuros post) pero este viaje es de los facilitos. Vamos a pasar las navidades en familia pero este año nos toca la Family política, la de Inglaterra.

Hace tiempo que no pasábamos las navidades en el Reino de la Queen Mother, este año ya tocaba y yo feliz porque me encantan. Me gusta el espirito navideño que se vive en las islas británicas sus increíbles decorados aunque a veces rozan el Kitsch y sus super hits de canciones  navideñas que suenan a todo volumen por las calles y en las tiendas.

En ciudades y pequeños pueblos todo el mundo está en la calle aunque hace un frio que pela y hay que abrigarse muy bien (esta tarde todos al Primark a por gorros y guantes). Los  niños corretean por ahí con sus leggins de colores y sus gorritos con orejas de animalitos y sus mofletes rojos.

Pero antes de llegar al pequeño pueblecito donde vive nuestra english family con sus 4 casas, su típico pub,  muchoooo campo alrededor, y donde nos solemos apoltronar al calor de la chimenea charlando (bueno digámoslo así) o viendo alguna peli junto a la familia o bailando con el just dance obligando hasta la pobre suegra…. Antes que todo esto …

estamos haciendo turismo en otro lado de la isla (poco a poco la vamos conociendo enterita y mejor que los de aquí) y este año hemos elegido el condado de Wiltshire que dicho así seguro que NO os suena de nada pero si hablamos de  Jane Austen, Somerset y la encantadora ciudad de Bath seguro que lo reconoceréis.

Aquí os dejo algunas imágenes de lo que han dado de sí estos dos días.

The Circus in Bath

bt 2

Detalle navideño en un portal

bt 5

La casa de Jane Austen ( en realidad es una reproducción la de verdad pertenece a un particular)

bt1

Un vestido Sweet Marnie de la época …Upps se me ha coladado….pero daros un paseo por la web, porque son todos muy bonitos

_MG_7361
La Catedral de Salisbury

bt 11

El claustro de la Catedral

bt 9

Interior de la Catedral, el arbol está decorado con lágrimas de cristal… más bonito…

bt 8

El monumento megalítico de Stonehenge “que pasada”

bt 6Pasando frio en Stonehenge
b7 7

 

Diferentes Navidades y todas preciosas

 

arbol 2

 

Hola Princesas

Ya estamos en plena Navidad, y esta semana damos el pistoletazo de salida a las diferentes celebraciones, fiesta de empresa, comida con compañeros de  trabajo, fiestas con amigos…

Aquí en España la navidad la conocemos todos, calles iluminadas, mercadillos… las familias se reúnen en Nochebuena, acuden a la tradicional misa del gallo, reúnen de nuevo a comer el día 25 ….y el 31 de diciembre todos los españoles hacemos por una vez todo a la vez (como dice la canción de Mecano) y es ponernos delante de la tele con doce uvas que nos comeremos al son de las campanadas, tradición que se generó por un motivo meramente comercial ya que los viticultores alicantinos vieron la necesidad de deshacerse del excedente de uvas de una muy buena cosecha del año, y de esta forma ha seguido la tradición hasta nuestros días.

Pero.. ¿ como se vive la Navidad en otros países?

En Alemania el día después de Nochebuena los niños esperan con impaciencia los regalos , en cuanto suena  una campanilla colocada detrás de la puerta del salón, los pequeños  corretean hasta debajo del árbol a buscar sus regalos pero no los podrán abrir hasta que no canten el villancico Noche de Paz.

Los Belgas salen a patinar sobre hielo el día 25. El día 4 San Nicolás visita a los niños  para comprobar si han sido buenos, si es así les dejará los caramelos y chuches dos días después y a los mas traviesos una ramita dentro del zapato.

En Francia, la tradición del calendario de Adviento esta muy extendido y cada día que pasa hay que abrir una de sus ventanas.

20141213_200004
En casa también tenemos esta tradición. Aquí os dejo el calendario de adviento hecho a mis niños en mis clases de patchwork de los miércoles. :)

 

 

Los irlandeses en cambio decoran sus navidad con muchas velas, colocan una gran vela blanca en la entrada de la casa o en la ventana, que es encendida el día de Nochebuena por el mas pequeño de la casa,  con ella se da la bienvenida a la Sagrada Familia, y solo podrá apagarse por una niña o mujer llamada María.

En Italia,  la última noche del año “Notte di Capodanno” es típico comerse un plato de lentejas, mientras que en Roma y Nápoles a las doce de la noche tiran los trastos viejos para comenzar el año con buen pie y para los ingleses la navidad no sería lo mismo sin el tradicional muérdago, que protege y trae suerte a los hogares.

En Polonia, el belén tradicional incluye títeres algo único en el mundo, en el pesebre colocan un pequeño escenario teatral para las  marionetas.

Y dando otra vuelta por el mundo, llegamos a  Australia donde la navidad está alejada del frío allí se celebra en preciosas playas y con unos gordiflones Santa Claus en pantalón corto, y en la India las lámparas de arcilla cubren las paredes de los hogares.

Cada país con sus costumbres y cada lugar con su tradición,  lo cierto es que la navidad es un momento del año especial, por eso desde Sweet Marnie, os queremos desear una FELIZ NAVIDAD PRINCESAS, y que esta Navidad sea tal especial como deseéis.

Os dejo…… me ha parecido ver corretear a una princesa en busca de su propia Navidad.

_MG_1052http://www.sweetmarnie.com/es/vestidos-de-princesas/17-capa-terciopelo.html
_MG_1069

 

Muchos besos

Sweet  Marnie

www.sweetmarnie.com

_MG_8591

Cuentos de otros tiempos

Pequeño homenaje a todos los abuelos del mundo.

Entre los recuerdo más bonitos y entrañables de mi vida, están las largas tardes de invierno en casa de mis abuelos maternos, nonno Aldo e nonna Emilia.

He tenido la grandissima suerte de tener mi abuela conmigo muchos años, pero nonno Aldo, el ser más bueno de la tierra, nos dejó cuando era todavía adolescente.

A pesar de dejarnos tan pronto, un día de repente y sin apenas ruido, nonno Aldo ha sido  una presencia  costante en mi infancia y un gran referente en nuestras vidas.

Hoy su recuerdo sigue intacto a pesar de los años y procuro que su figura siga viva en mis hijos aunque no hayan tenido la suerte de conocerle.

Nonno Aldo nació antes de la primera guerra mundial y vivió las penurias de la segunda. Era un hombre tranquilo, más bien callado, muy sabio y culto a pesar de las escasas oportunidades de la epoca. Junto a mi abuela nonna Emilia, una mujer adelantada a su tiempo, fuerte, risueña y generosa criaron a sus cuatro hijos entre los cuales se encuentra mi madre Matilde, la más pequeña.

Volviendo a estas largas tardes de invierno, cuando me “obligaban” a dormir un ratito y yo me resistía porque desde siempre le he dedicado al sueño muy poquitas horas, mi abuelo se sentaba a mi lado y con su voz grave y pausada me contaba una y otra vez los cuentos que el mismo contaba a mi madre cuando era pequeña.

Como homenaje a nonno Aldo y a todos los abuelos del mundo, por su paciencia y cariño, sin el cual no seríamos las personas que hoy somos, he rescatado del baul de los recuerdo uno de mis preferidos

Nevina y Fiordaprile

de Guido Gozzano

Estoy segura que pocos de vosotros lo conoceréis, porque además no he encontrado ninguna traducción en español así que la he realizado como buenamente he podido especialmente para vosotros.

Aquí os dejo nuetra versión de este precioso cuento y espero os guste.

Os lo dejo también en formato “cuento” listo para imprimir por si queréis leer este cuento a vuestros príncipes y princesas una noche de estas.

Clicar este enlace

Nevina y Fiordaprile

Feliz semana

Sweet Marnie

Nevina y Fiordaprile

 

“Cuando el corcho pesaba

y la piedra era ligera

como el bucle de un niño

erase, erase, erase una vez……”

Una princesa cuyo nombre era Nevina y que vivía junto al padre Enero.

Ahí arriba, donde el candor era perpetuo, deslumbrante y inaccesible a los hombres, el rey Enero preparaba la nieve con una formula que el solo conocía;

Nevina la modelaba en peqeños moldes robados a las estrellas y a los edelweiss, y luego, cuando su cesta estaba llena la vaciaba y la esparcía a los cuatro puntos del horizonte, cuando su padre se lo ordenaba. Y así la nieve se difundía por el mundo. Nevina era pálida y diáfana, bella como las diosas que ya no existen: sus cabellos eran casi del color del oro, de un oro que la misma estrella polar intentaba imitar, su rostro y sus manos tenían el candor de la nieve aún por caer y sus ojos cerúleos eran como el azul de los glaciares.

Pero Nevina estaba triste. En las horas de descanso, cuando la noche era serena y estrellada y su padre Enero suspendía su obra para dormire sobre su inmensa barba fluyente, Nevina se apoyaba al balaustre de hielo, cogía su rostro entre las manos e miraba fijamente el horizonte lejano y empezaba a soñar.

Un buen día una golondrina maleherida que sorvolaba las montañas para llegar a las tierras del sol, cayó entre sus manos y Nevina la curó; mientras la golondrina temblaba dolorida y deliraba empezó a hablar del mar, las flores, los palmeras y la primavera sin fin.

Desde aquel día Nevina habia estado soñanado con aquellas tierras que nunca había conocido.

Una noche decidio ir en su busqueda.

Passó cautamente sobre la barba del padre Enero y dejó el hielo, la nieve eterna. Cogió el camino del valle y pronto se encontró en un bosque de abetos. Los gnomos, que la vieron pasar deslumbante entre las tinieblas de las foresta, interrupian sus danzas, se sentaban sobre las ramas y la miraban fijamente con ojos curiosos y risueños.

-Nevina, Nevina Adonde vas?

-Nevina danza con nosotros, no nos dejes!

Los duendes se apresuraban a su lado, e intetaban interponerse a su paso abrazando sus tobillos con todas sus fuerza, intentando atrapar sus pies ligeros con las ramas de las yedras y los helechos.

Nevina sonreía sorda a sus llamadas cariñosas, cogía de su cesta de plata  un puñado de nieve, y la esparcía a su alrededor, liberandose así de los pequeños compañeros de juego. Y seguía el camino silenciosa y ligera como las diosas que ya no existen. Llegó al valle, e cogió el gran camino. El aire se volvía cada vez más templado.

Una gran fatiga oprimía el corazon de Nevina, para respirar cogía de su cesta un puñado de nieve y la esparcía, así recuperaba las fuezas respirando el aire helado a su alrededor. Prosigió rapida y recorrío un buen trecho. En un cruce se detuvo con los ojos embelesados. Delante suyo se abría una inmensa extension azul que nunca había visto, como otro cielo que se extendidía en la tierra, agitados por manos invisbles. Nevina prosegió incredula. La tierra a su alrededor era cambiante. Anemonas, claveles, mimosas, violetas, rosales, narcisos, jacintos, jasmienes, hasta donde su mirada llegaba. Desde la colina hasta al mar, las  flores desbordaban como rios de petalos desde donde se ergian casas y arboles. Los olivos destendían su manto de plata, las palmeras se ergían rectas, como dardos lanzados al cielo. Nevina miraba extasiada todas aquellas cosas que nunca había visto y se olvidaba de esparcer la nieve, pero cuando ya no podía respirar se acordaba de tirar un puñado y de pronto los copos cándidos helaban el aire y le devolvía el aliento. Las flores, los olivos, las palmeras tambien ellos miraban estupefactos aquella joven diáfana que avanzaba en medio de una nube blanca y temblaban de frio a su paso.

Un joven bellisimo, con una chaqueta verde y violeta, apereció de pronto delante de Nevina y la miró fijamente a los ojos y prohibiendole el paso.

-Quien eres?

-Soy Nevina, hija de Enero

-Pero no sabes que este no es el reino de tu padre? Yo soy Fiordaprile y no está permitido avanzar en mis tierras. Vuelve a tus glaciares.

Nevina miraba al principe con ojos dulces y suplicantes y Fiordaprile se emocionó.

-Fiordaprile dejame avazar.

 -Me quedaré solo un rato. Tan solo quiero tocar aquella nieve azul, verde, violeta que llamaís flores, quiero summergir mis dedos in aquel cileo del revés, que es el mar.

Fiordaprile la miró sonriente y asintió. Vamos entonces. -Te enseñaré todo mi reino.

Prosiguieron juntos cogidos de la manos, mirandose a los hojos. Pero mientras Nevina avanzaba, una sombra gris ofuscaba el cielo azul, una nube de cándidos copos cubría los maravillos jardines. Pasaron por un pequeño pueblo en fiesta, donde los campesinos danzaban bajo los almendros en flor.

Nevina pidió a Fiordaprile que danzara con ella pero cuando empezaron a bailar, la musica cesó, el aire se hizo de hielo, el cielo se convirtió en gris y los copos empezaron a caer junto a los petalos de los almendros, la verdadera nieve que Nevina difundía cuando pasaba.

Los dos buscaron reparo.

-Nevina te quieres casar conmigo?

-Tus subditos no querrán una reina que difunde el hielo.

-No me importa, esta es mi voluntad.

Avanzaron, cogidos por las manos, mirandose a los ojos, felices, pero de repente Nevina se paró, estaba muy pálida.

– Fiordaprile! Fiordaprile!… Ya no me queda nieve, me siento morir, llevame al confin.

Fiordaprile la cogió entre sus brazos, y la llevó corriendo.

-Nevina, Nevina

Nevina no contestaba, y estaba cada vez más pálida.

Fiordaprile la cubrió con una capa de seda para reparla del sol ardiente, prosigió corriendo hasta llegar al valle para dejarla en manos del viento del norte, pero cuando levantó su capa Nevina ya no estaba.

Fiordaprile miró alrededor perdido y asustado, temblando. Donde estaría? La había perdido por el camino?  Se sentía desesperado, pero de repente su mirada se iluminó. Vió Nevina al otro lado del valle y le saludaba con la mano, sonriente. El frio viento del norte la alejaba por los caminos nevados, donde el hielo eterno, hacía el inaccesible reino del padre Enero.