Simplemente gracias

http://www.sweetmarnie.com/100-detalle_producto/vestido-de-baile.jpg

gracias

Hola princesas,

Esta semana os quiero hablar de un estudio reciente que leía sobre Trnd, empresa especializada en marketing colaborativo, y que ha realizado un estudio con una muestra de 2.680 mujeres a través de su plataforma bopki.es  (primera plataforma de marketing colaborativo femenina en España) para conocer los canales de comunicación mas utilizados a la hora de elegir determinadas marcas o productos.
Los resultados del estudio avalan la importancia de las recomendaciones en el hábito de compra, del boca-oreja entre clientes y potenciales consumidores, que a través de sus opiniones influyen en la compra de las personas de su entorno , pero muy por encima en la decisión de compra del público femenino.

Más del 98% de las encuestadas afirma que ha recomendado un producto a alguien de su alrededor; un 92% llegó a escoger una marca por haber escuchado o leído una buena experiencia de otra persona y casi un 86% de ellas ha compartido la información sobre una marca en internet, blogs o redes sociales.

Y después de tanto dato, y porcentaje os he de decir, en  mi humilde opinión,  que estoy de acuerdo que el boca -oreja funciona o al menos es así la experiencia vivida desde Sweet Marnie.

Con este post queremos dar las gracias a todas aquellas reinas y por supuesto a los reyes (que también los hay) que nos seguís a través de nuestras redes sociales, y donde cada día contamos con mas seguidores y seguidoras, y por  vuestros comentarios que son de un valor incalculable para nosotras, y hacen que cada nuevo día tengamos mayor ilusión por este proyecto y podamos  ir mejorándolo mas aún para ofreceros lo mejor de nosotras mismas, y que a pesar de su corta edad…. apenas unos meses de vida, nos hace muy felices, y por supuesto también queremos que  haga muy feliz a vuestras princesas  al vestir unos de nuestros vestidos confeccionados a mano  únicamente para ellas,  haciéndolas disfrutar de una experiencia inolvidable.

gracias

Por eso una vez  más GRACIAS,  por ser nuestras embajadoras,  y por transmitir nuestros valores a través del boca a boca, a todas aquellas reinas que aun no hayan podido conocer Sweet Marnie

Gracias por formar parte de Sweet Marnie.

_MG_7379

 

 

Feliz semana

www.sweetmarnie.com

 

eec2af5629afced98a59a2730d81320e

Una Princesa en la nieve y no, no es Frozen

Queridas Princesas,

Aquí estoy, escribiendo en domingo, recuperándome de esta semana de vacaciones en la nieve con mis dos niños y con un pequeño esguince en el pie.  No es que me queje, sarna con gusto no pica, esquiar es increíble pero no deja de ser un sufrimiento que termina en felicidad solo cuando por fin te quitas las botas.

Como dice mi carísima amiga Angi, parece mentira que con los avances de la ciencia todavía las botas de esquiar siguen siendo la misma tortura.

Además con lo que vale la puñetera semana lo mínimo es disfrutarla así que, a pesar de haberme hecho daño el martes me he puesto las botas hasta al viernes, esto sí en cuanto volvía al hotel pedía una cubitera de hielo y a sufrir un ratito más con el hielo sobre el pie.

Madre mía, con solo pensar que mañana vuelvo a la rutina me dan ganas de meterme en la cama, con la cubitera y todo.

Mi relación de amor y odio con los esquí resale a xxxxx años (déjamelo así tampoco es el caso de meterme un dedo en el ojo) cuando con mi hermano el aventajado y yo la torpona íbamos a pasar la nochevieja con mis padres a Camigliatello una estación ( no sé ni siquiera si llamarla así) muy muy  pequeña en el sur de Italia.

Quien tiene en la cabeza las imágenes de los Alpes y las Dolomitas que se las quite en seguida, esta pequeña montaña de los Apeninos de Calabria es sin pretensiones  con solo 2 pistas, una roja casi negra (que llegué a pisar un par de veces) y una azul (la mía) de apenas 3-4 metros de ancho con la ladera de la montaña por un lado y un gran pendiente arbolada por otro. Yo creo que es la estación más pequeña del mundo pero, Que recuerdos!!! Ahí fue donde me puse los esquís por primera vez.

Claro ni monitores ni nada, todos éramos autodidactas! una quincena de niños desde los 8 a los 14 años yendo y viniendo en el único remonte que había. El que se paraba por lo menos un par de vez al día y nos dejaba 15 minutos suspensos en el aire, hiciera sol, viento o nieve. Llegados a la cima nos dividíamos en 2 grupos el de la izquierda (pista roja) y los de la derecha (pista azul) y a lanzarnos cruzando los dedos para que todos llegáramos abajo sanos y salvos. No sé si por inconciencia o juventud pero nunca nos hicimos daños, siempre llegábamos abajo listos para volver a subir, pero estilo lo que se dice estilo nunca tuvimos.

Después  de un parón de 20 años, exactamente desde que conocí a mi marido al cual nunca he llegado a convencer, el año pasada decidí volver a repetir esta experiencia y me fui a Sierra Nevada sola con los niños. Quería que mis 2 hijos tuviesen la oportunidad de aprender y yo… ya sabéis, como opino que ser mayor es una cuestión mental más que física (rodillas permitiendo) decidí volver a empezar. Si sí literal. Me apunté al curso de principiantes para aprender de verdad, con técnica, estilo y todo.

Este año hemos vuelto y gracias a los fantásticos profesores de la Escuela Oficial de Esquí vuelvo feliz con mi diploma de C-. Que orgullo, casi lloro de la emoción cuando me lo entregan.

El viernes sí me sentí una autentica Princesa de las Nieves. La Princesa de Sierra Nevada por la precisión.

Para los que tenéis este gusanito y nunca os habéis atrevido, deciros que en los cursos hay gente de todas las edades, que la edad es relativa, que si te caes te levantas, que con técnica y prudencia es difícil hacerse daño y… que si te hace daño tampoco pasa nada….

http://www.camigliatellosilano.it/

Os deseo una Feliz semana de Carnaval y San Valentín

LOL

www.sweetmarnie.com

Ya está aquí el Carnaval

cebreos
Cebreros – Avila

Hola princesas,

En el post de esta semana os voy a hablar del Carnaval, ya que para mi es una fiesta que desde chiquitita he vivido con gran ilusión.

Los orígenes del Carnaval son hoy en día una incógnita, pero los historiadores se remontan a años antes del nacimiento de Cristo, y según se cree era una fiesta relacionada con la agricultura, donde los campesinos se reunían en verano con los rostros enmascarados y los cuerpos pintados alrededor de una hoguera para celebrar la fertilidad del suelo y alejar a los malos espíritus de la cosecha.

La primera celebración de carnaval se localiza en Egipto, extendiéndose hasta Grecia y Roma, y todas ellas con un punto común, ya que se asociaban a fenómenos espirituales y astronómicos , y se manifestaban con danzas, cánticos , era una fiesta que  para aquella sociedad de tantas diferencias en ella había libertad para todos,  donde ricos y pobres se mezclaban durante el carnaval sin reconocerse bajo las telas y las máscaras.

Rápidamente el carnaval llegó a Venecia, y se fue extendiéndose por todo el mundo, modelando sus características e incorporando las costumbres de cada país  y de su cultura.

Y aunque cuando hablamos de Carnaval a todos nos vienen a la cabeza los famosos carnavales de Cádiz, Tenerife, Venecia o  Brasil, a mí en cambio la palabra Carnaval me traslada a uno de los lugares donde he sido muy feliz,  a un pueblecito de Avila llamado Cebreros.

Aunque he nacido y  vivido en Madrid,  otra parte de mí  se ha criado en este precioso pueblo a tan sólo 80 kilómetros de la capital.

Allí disfruté de mi infancia, corrí entre pinos, comencé a montar en bici,  aprendí a nadar en el pantano de San Juan,  pasé los mejores veranos junto a toda esa pandilla de grandes amigos, y  vivi la fiesta del Carnaval desde bien pequeña.

Cebreros es conocido por que allí nació el gran Adolfo Suarez, figura importantísima en el proceso de la Transición española, pero también por su Carnaval,  ya que a finales de la década de los 50 intentaron suprimir los carnavales en toda España, y  digo intentaron por que en Cebreros no pudieron, ya que los vecinos se reunieron en la plaza y en comitiva se dirigieron a la casa del Alcade para protestar por la prohibición.  El entonces gobernador de Avila llego a decir que con  Cebreros no podía. :)

Los hombres se pusieron brazaletes negros en las mangas de las chaquetas, las mujeres se vistieron de negro simbolizando el luto, y se reunían en las casas para bailar y cantar coplillas de carnaval, escondiendo debajo de las faldillas de las mesas cestas con rosquillas y la bota de vino, por si a la Guardia Civil  venía a hacer la ronda. Entonces  decidieron cambiar la palabra carnaval por Festivales de invierno,  cosa que a los cebrereños les dio igual porque para ellos seguían siendo carnavales.

Gracias al esfuerzo de aquellos cebrereños , hoy son muy nombrados en la provincia de Castilla -León,  y en Madrid acogiendo en estas fechas a visitantes de toda España, y siendo reconocidos como Fiesta de interés Regional.

Yo afortunadamente esté año volveré a los carnavales de mi querido Cebreros, a disfrutar nuevamente de ellos con los amigos, con la familia, y paseando muy orgullosa de la mano con mi niña, vestida para la ocasión con uno  de los vestidos mas bonitos y calentitos confeccionados por Sweet Marnie,  donde mi princesa será una auténtica zarina rusa.

 

_MG_9087
Princesa Anastasia

http://www.sweetmarnie.com/es/vestidos-de-princesas/24-vestido-de-baile.HTML

 

Feliz  semana y feliz Carnaval

Un beso

www.sweetmarnie.com

www.cebreros.es

 

 

 

 

 

d815d8c95b9ae5cc4b38e4aa4ecbb132

Decir no cuando es no

Lo más importante que aprendí a hacer después de los cuarenta años fue a decir no cuando es no”

Me encanta esta frase de Gabriel García Márquez, tan real como la vida misma. Tan verdad como que me llamo Sandra y tan grande como Buckingham Palace, donde por cierto la Queen Mother, tiene toda la pinta de tenerlos bien asentados…. En la cabeza of course. Y QUE CUANDO DICE NO ES NO.

 Nos pasamos mitad de nuestra vida dándole vuelta a como NO hacer algo que realmente NO nos apetece hacer pero que finalmente hacemos.

Vaya pérdida de tiempo solo por esto nos hemos ganado al menos un tiempo suplementario.

El escondite por ejemplo… No me gustaba aunque es políticamente incorrecto decirlo. Es más los odiaba. ¿Porque? Porque era más lenta que un caracol y claro me tocaba ligar más de la cuenta pero en el sentido más aburrido de la palabra.

Pero ahí estuve yo dándolo todo porque si no me quedaba más sola que la una. Esto me pasaba por tener amigas que corrían más rápido que yo, y que hasta las que tenían 2 años menos, parecían Carl Lewis a mi lado.

Pero hay que decir que de mayor he adelantado a muchas, metafóricamente hablando, y decir algun NO me ha ayudado.

 Un vestido de flores con fondo marrón (que horror) este color lo detesto aunque ahora lo llamen chocolate quizás para que entre mejor por los ojos vía el sentido del gusto o peor aún tierra de siena tostada jejeje que imaginación tienen. Mi madre debía pensar que era muy cool y me lo endiñaba cada vez que podía y yo no recuerdo resistirme (o igual en este caso tratándose de mi madre lo tenía complicado) Resultado, no ha vuelto a entrar este color en mi armario. Fuera Marrón y sus parientes más cercanos. ¿Será por esto que me di a los tonos pasteles y al blanco que me encanta? Quien sabe…

¿ Y esta invitación del pesadito de turno? La que quisiste rechazar y no pudiste por insistente. Habías agotado el gran libro de las excusas y no se te ocurrió ninguna otra y “tengo que alimentar a mi tortuga” ya como que NO colaba.

Al final vaya nochecita, hablando de lo inhablable para que no te saliese un bostezo a las 8 de la tarde habiendo quedado media horas antes o peor que a él no se le ocurriese ningún encuentros cercanos del tercer tipo. Pobre Spielberg si supiese…

 No sé si fueron lo cuarentas cuando dejé los rodeos y empecé a coger los atajos, igual lo descubrí antes.

Y finalmente piensa, Dios mío cuantas horas, que digo .. meses perdidos en buscar excusas cuando es más fácil ser honestos y decir verdades a veces azucaradas pero verdades al fin y al cabo.

Y vosotros diréis y a que viene este post? Que tiene que ver con Sweet Marnie y las princesas???

Pues todo, porque Bea y yo las super socias, hemos llegados juntas a la fatídica línea de los 40 (yo un poquito antes lo confieso) y a fuerza de muchos Si (porque lo sentíamos) a algún NO (por la misma razón)

Llegamos hasta aquí tan felices y comiendo perdices a ver que sale de todo esto.

Por cierto ¿Porqué NO os

 REGISTRÁIS EN NUESTRA PAGINA?  Recibiréis un fantastico descuento y envío gratuito en vuestra primera compra. 

  A que SI!

Un abrazo Pricensas,  

Feliz semana de vuestras amigas de Sweet Marnie