El amor está en los pequeños detalles

 

 

 

 

 

Buenos días Princesas,

hoy os quiero hablar del amor, si del Amor, y como éste se encuentra en los pequeños detalles….

Cuando hablamos de amor respecto a nuestra pareja, esos pequeños detalles son, los abrazos, el leer un libro a su lado, el esperar su llamada, el sonreír cuando vas caminando por la calle y acuden a ti grandes recuerdos…. sin todo eso, el amor no sería amor, sería la nada.

Tratamos de llegar a lo más alto y de tener los detalles más costosos sin darnos cuenta que lo más simple es lo más valioso.

Y os estaréis preguntando ¿ y a que viene todo esto? , pues princesas tiene su explicación.

Y es el amor que yo siento por Sweet Marnie, que con sus 8 meses de vida, me está aportando tanto y dejando patente en momentos de mi vida cotidiana  lo maravilloso que es amar lo que haces, y apreciar los pequeños detalles….,las reuniones con Sandra para organizar las tareas, las citas para la elegir los mejores tejidos, las sesiones de fotos con nuestras propias princesas….y muchas otras  princesas hijas  de mamás amigas que hacen que disfrutemos de c20150628_200931ada momento…, es al fin y al cabo esos instantes que están llenos de magia y me reconfortan cada día, haciendo que la ilusión por este proyecto crezca mas y mas.

 

 

Por eso nuestra nueva colección de princesas con estilo, es así, llena de amor, hecha con mucho amor para nuestras princesas, que podréis  encontrar en cada detalle de cada uno de los vestidos, en su sencillez, comodidad….

 

Y desde ahora nuestro mantra será: ” hacer algo pequeño constantemente y lograr  grandes cosas”

Feliz semana

www.sweetmarnie.com

 

 

 

DSCF6286

Aquellos largos veranos de la infancia

“Extraño mi infancia, cuando mis únicas preocupaciones eran: caminar sin salirme de la raya y coloreas sin salirme de las líneas”

Desmotivaciones.es

Buscando una frase que pudiese resumir la temática del blog sobre la que me apetecía escribir hoy, me he encontrado con esta que aunque nos sea de nadie conocido -que yo sepas- refleja a la perfección mi sentir de estos días.

El viernes se acabó el cole, una fecha ansiada por todos los niños, y como no también los míos. Y aunque este último día hubo muchos abrazos y alguna que otra lagrimita, porque a esta edad tres meses se asemejan a tres siglos, nosotras ya sabemos que este trimestre literalmente vuela.

Viéndoles con esta ilusión, no puedo dejar que mi mente vuele y retroceda a esta época de estudiante, cuando la idea del verano encerraba muchas expectativas, largo días de playa, noches fuera con los amiguitos y sobretodo ninguna responsabilidad excepto la de ayudar algo en las tareas domésticas.

Recuerdo la intensidad con la que vivíamos.

Quedar la mañana en la playa con los amigos lejos de tus padres que siempre estaban ahí vigilando pero con la guardia bajada…. Claro como estábamos todos juntos, nada nos podía pasar; sin ser conscientes que el “verdadero peligro” a veces estaba justo ahí jejejeje -este chico que año tras año estaba ahí haciéndote ojitos y tú la indiferente, mientras en realidad te morías de gana de té cogiese la mano-.

No sé vosotras pero, yo guardo maravillosos recuerdos de estos momentos de jugar haciendo el tonto y reírnos a carcajadas, el pilla pilla, el escondite, el futbol en el mar donde las chicas hacíamos de palos vivientes de las porterías, (esto sí dando patadas bajo del agua a los contrincantes) o la luchas de titanes que acababa en chapuzones.

Y las noches, uiiiii que noches, sentadas en el clásico “muretto” comiendo pipas y mirando con envidia a los más mayores que podían ir a la disco y a nosotros con 12-13 años no nos dejaban.

Recuerdo también la noche en la que mi prima y yo nos colamos con el grupo de los mayores y nos fuimos con ellos, pero lo que realmente fue inolvidable fue la pillada de mi madre que me castigó una semana entera sin salir después de darme un par de buenos bofetones que aunque  ahora estén mal vistos, a mi si me enseñaron que por cuanto mayores y listos nos creamos, nuestros padres nos dan mil vueltas.

Y es bueno que esta reflexión me la siga recordando hoy. Papis os quiero mucho!

Ayer abrieron la temporada de piscina, y con ello la desaparición de mis hijos del hogar. Aparecerán gracias a los instintos básicos de supervivencia, comer y cenar a la velocidad de la luz para volverse a ir.

Ellos nacieron en esta urba, en medio del campo, donde por suerte casi todos los niños tienen edades similares, se conocen desde los 0 años y han reído jugado llorado y peleado, pero siguen juntos como una piña.

Están felices sin ninguna otra  preocupación a excepción de si serán los primeros a tenerse que ir a dormir o comer.

Queridos Niki e Dani, vivir intensamente esta etapa, la recordareis para siempre. Y  aunque en futuros haréis mil cosas seguramente mucho más emocionantes, será difícil volver a vivir con esta ingenuidad y esta despreocupación.

¡A disfrutar mis niños!

Felices semana a todas las amigas de Sweet Marnie y también a las que no

Muackkkk

Imagen1

A la niña de mis ojos…..mi princesa Martina

Hola Princesas

Esta semana quiero compartir con todos una carta muy especial  escrita a mi princesa Martina como uno de sus regalos cunado dentro de unos días cumplirá 7 preciosos años.

20150531_160812 (1)

“Querida Martina:

Soy mamá y quiero escribirte esta carta para contarte como esperamos tu llegada, y tus primeros momentos con nosotros.

Todo comenzó así…….

En nuestras vida ya existía Daniel y estábamos tan encantados con Él que quisimos darnos prisa en tener otro bebé en nuestros brazos.

Así que cuando el pequeño Daniel tenía tan sólo 6 meses, mamá ya estaba embarazada de ti, era el mes de octubre del 2007.

El primer trimestre de tu espera fue muy bueno, sin nauseas, sin ascos, y con muchas ganas de comer de todo!!!, sobre todo pepinillos, cebolletas y todo aquello que tuviera vinagre, mucho vinagre!!!.

Casi a los tres meses de embrazo a mami le hicieron una prueba con un nombre muy raro “Amiocentesis” . A los pocos días de la realización de la prueba la doctora me llamó por teléfono y me comunicó que el bebé que esperábamos estaba sano y perfecto y me preguntó.. . y me confirmó que era una niña!!

OOOOhhhhhh!!! La alegría fue inmensa , estaba feliz iba a ser madre de una niña!!!

Rápidamente llamé a papá por teléfono y se lo conté. Él se alegró muchísimo, ya teníamos nuestra parejita!!.

En ese momento me acordé de la abuela Pepa y de cómo me hubiera gustado compartir con ella la noticia… aunque sé que estaría compartiendo ese momento conmigo desde el cielo.

Así que sin perder un sólo instante, llamé al abuelo Kiko, a las tías…, a todos!!!.

Los meses transcurrían y tu poco a poco crecías en mi tripita. Durante el día apenas te movías ya que te lo pasabas durmiendo, pero por la noche en cuanto me tumbaba en el sofá no parabas de moverte de acá para allá, y si me tomaba algo dulce dabas volteretas de alegría dentro de mi barriga.

Poco a poco nos íbamos preparando para tu llegada que estaba prevista para finales de junio del 2008, y comencé a comprar vestidos rosas, zapatos rosas, pijamas rosas … TODO ERA ROSA!!

Papá montó de nuevo la cunita de madera balancín y Daniel abandonó nuestra habitación y pasó a tener su propio reino.

Se acercaba la recta final del embarazo cuando en el séptimo mes, algo sucedió, el abuelo Kiko se puso muy enfermo y estuvo ingresado dos meses en el hospital.

Mamá lloraba mucho, y estuvo muy triste, pero finalmente el abuelo se puso mejor y sacó todas sus fuerzas para poder conocer a su cuarta nieta.

Y así fue, una tarde del 23 de junio mientras paseaba con el abuelo por el hospital empecé a tener algunas molestias. Pensé que era por que estaba cansada y el día había sido duro. Me fui a casa y me tumbé un ratito pensando que si descansaba un poco me encontraría  mejor, pero al cabo de un par de horas los dolores se hicieron mas intensos y también las contracciones.

Papá llamó a los abuelos Feli y Kike para que vinieran a casa a quedarse con Daniel, que ya estaba dormido por que eran las once de la noche.

Papá y yo nos preparamos para irnos a la Clínica Santa Elena, era una noche en la que había una tormenta increíble y diluviaba.

Cuando llegamos a la clínica me llevaron directamente al paritorio, y a las tres de la madrugada de la mágica noche de San Juan, esa noche que los sueños se hacen realidad, el mío se cumplió teniéndote en mis brazos.

 

Papá y yo nos pusimos a llorar de alegría!! Te encontrabas bien y nohabía habido ningún problema. Eras tan bonita!!!! y lo sigues siendo princesa.

Por fin teníamos con nosotros a nuestra “brujita especial”, fuiste el mejor regalo que la vida nos dió aquella noche, la noche de San Juan.

A Martina la niña de mis ojos, la niña de mi vida, sólo quiero decirte gracias por existir!!!! Te Quiero.”

“Despliega tus alas y deja volar el hada que hay en ti” ”

Imagen3

 

Y felicidades a todas las princesas que este mes cumplan años.

Feliz semana

Sweet Marnie

www.sweetmarnie.com

IMG_1109

El gran esfuerzo de “Trabajarse la Suerte”

“Con orden y tiempo se encuentra el secreto de hacerlo todo, y de hacerlo bien”

 Pitágoras

Hace un par de semanas quedé con mi amiga Maca, una autentica crack de las mates y empresaria de gran éxito. Entre fettuccini y fettucini nos íbamos poniendo al día sobre nuestras sendas aventuras -matizo Sweet Marnie es todavía un aventura pero Conento con 50 empleados claramente es una maravillosa realidad-, así que Maca de repente me dijo “rápido unas frases para mi twitter que resuman vuestra experiencia” y yo aún más rápida aproveché mis 2 frases que como un mantra me repito una y otra vez cuando las cosas van bien y cuando las cosas van regular

“El esfuerzo y la constancia tienen premio”

“La suerte no existe, se trabaja”

Y así ella tan pancha las retwitteó como si fuesen frases del mismísimo Gandhi. (Maca i love you)

Hoy domingo día 7 de junio, en casa Marnie estamos de exámenes y se nota en el ambiente. La semana de evaluación en unos días culminará con un numerito que dará nota al esfuerzo realizado durante el año. Y aunque a veces la nota nos puede parecer injusta yo creo que trimestre tras trimestre, año tras año el esfuerzo y la constancia siempre tienen premio. Mientras que la suerte…… la suerte nos engaña.

¡La suerte NO existe, la suerte se trabaja!

Desde mi punto de vista todos tenemos las mismas opciones delante la suerte y este concepto democrático me gusta mucho.

Mis dos hijos no pueden ser más distintos: Nicole la pequeña es una niña inteligente -como muchos otros niños- lo que le facilita el aprendizaje pero al mismo tiempo es muy responsable y perfeccionista, por lo que desde pequeña nos tiene acostumbrados a muy buenas notas y sin que le prestemos apenas atención en los estudios. Esta sí que es una verdadera “suerte” como padres.

Y luego tenemos a Dani el mayor que desde pequeño destacó por tener un don especial (cuando digo especial es que tenemos un papelito con un numerito que nos lo confirma) para las mates, la ciencia y la lógica en general, -alucino con los genes de sus antepasados-.

Pero lo que de partida es supuestamente una suerte en la realidad es un don, una ventaja, que hay que cuidar mucho para que no se eche a perder. Supongo que dependerá del carácter de cada niño, pero claro yo puedo hablar solo de mi Dani. Mi niño siempre ha sido inquieto, nervioso, atraído por muchas cosas a la vez, muy rápido, pero sin profundizar demasiado. Necesita estar haciendo algo con las manos mientras se concentra y aunque parezca que no escuche, su pensamiento está 3 pasos por delante.  Un niño como Dani no ha sido fácil de manejar en una clase, uno de los primeros en entregar los exámenes siempre llenos de tachones y con una grafía ilegible (los cuadernillos Rubios nos han acompañado muchos años y todavía le seguimos amenazando jeje)

Casi siempre de notable raramente de sobresaliente y a veces de aprobado raspado porque siempre tenía prisa, así que cuando no se comía las preguntas  se comía las respuestas y nunca repasaba.

Pero sobretodo nos ha costado a nosotros como padres exigirle el máximo porque los notables que a él le ponían muy contento y para los cuales no tenía que hacer ningún esfuerzo, para nosotros nunca han sido suficientes. Transmitirle la cultura del esfuerzo para que diese el máximo cada día, exigirse a sí mismo alcanzar los mejores resultados porque solo con ellos podría conseguir todo lo que se propusiera y la responsabilidad de alimentar este don con que la naturaleza le había agraciado, este ha sido nuestro objetivo como padres.

Mañana tenemos el último examen de evaluación de segundo de la ESO, pero no tenemos ninguna duda que va a salir redondo.

Dani ha estudiado todos los días, con constancia, con profundidad, aprendiendo a amar también lo que no le gusta tanto. Las evaluaciones anteriores han estado entre el 8 y el 10.

Ahora sí creemos que estamos de suerte

¡Pero nos la hemos trabajado!

Aunque prefería estar en la piscina aquí estoy predicando con el ejemplo jeje

Feliz fin de semana amigas!

Ps tenemos nuevas y maravillosísimas fotos en nuestra web con una modelo de excepción Miss Gabriela que no puedes ser más guapa y más rica.

Eres un encanto Princesa Gabriela.